lunes, 10 de abril de 2017

La mala víctima

Hay buenas y malas víctimas. O víctimas inconvenientes, digamos.
Hoy me topé con una de ellas, una víctima de segunda. Con su familia, en realidad.
Araceli Fulles, 22 años, desapareció el sábado 1 de abril en el barrio Sarmiento de la localidad de San Martin. Su foto empezó a circular hace unos días por las redes sociales, cuando todavía se buscaba a Micaela. Este lunes, tras el hallazgo del cuerpo de Micaela y la bronca colectiva contra una justicia que dejó en libertad al violador que terminó matándola, la búsqueda de otra piba se volvió noticia en los medios masivos.

Araceli Fulles
Lo que sigue es un diario íntimo de la hipocresía. También un dilema de cómo hacer una crónica honesta y no perder la perspectiva (de género).

La primera contra que tiene Araceli, como víctima, es ser pobre. Pero eso sería lo de menos si se tratara de una pobre "ejemplar" de esas que le encanta rescatar al periodismo. No es el caso. Araceli abandonó el secundario hace rato, tiene problemas de adicción, su muro de facebook advierte que su actividad principal es "estar todo el día en la calle", su mamá cuenta que era habitual que faltara de casa más de un día y su hermano aporta que seguro no la tienen en la villa porque ya recorrió tres barriadas, “allá todos la conocen a la negra y ninguno la vio”.

A favor tiene todos los dientes, mirada dulce y una sonrisa encantadora.


¿Cuánto de esto se puede contar? En las últimas horas leí varias notas sobre Micaela, abanderada y mejor promedio, una chica llena de proyectos, compromiso social y activa militante del Niunamenos. Sin dudas, todos esos datos le ponen alma al nombre convertido en slogan de pedido de justicia. Pero pienso qué pasa cuando la madre que tenés enfrente llorando desconsolada porque hace días que no sabe nada de Araceli, te cuenta que la piba abandonó la escuela, cayó en la droga y sus amistades hoy están en la mira como posibles cómplices o responsables. Te dice eso y te muestra con mano temblorosa el chat plagado de corazones y ositos intentando demostrar la buena relación que tenía, que tiene, con su hija y cómo se preocupaba en saber todo el tiempo dónde y con quien estaba. 

De cuánto le sirve el dato amoroso a doña rosa, inconmovible si aparece la palabra villa en la crónica policial. 

La omisión también supone juzgamiento. Aviva la hoguera de la estigmatización. Especular con ´mejor no doy tal dato porque hago quedar mal a la víctima´ la vuelve un poco responsable de lo que pueda pasarle. Eso sí que es revictimizar. 

Creo que es hora discutir la hipocresía que refuerza los estereotipos de la buena víctima. Porque es a partir de esa omisión cuando la trama marginal de pobreza-delincuencia la deja a la intemperie. Es cuando más necesita micrófonos. Que nadie la silencie. Hablar de ese contexto de vulnerabilidad es lo que permitirá entender que ella no se lo buscó, sino que justamente su condición (de pobre, negra y/o drogadicta) la puso, la sigue poniendo en riesgo.

Valeria Sampedro.
10/4/17

56 comentarios:

  1. Me dejaste sin palabras... que cruda y cruel realidad. Que tristeza ver, una vez más, que por no tener recursos, la juventud este condenada al desamparo, al abandono de todos nosotros como sociedad.
    PD.: muy buena tu nota.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Liliana! es bueno tener estos espacios y sentirse acompañada entre colegas que pensamos parecidos y ejercemos desde esa perspectiva. Beso

      Eliminar
    2. Vos sos la periodista que retaron por decir "represión" en TN? Si sos te felicito.

      Eliminar
    3. Es increíble pero cierto. Hay victimas de primera y de segunda, delitos de primera y de segunda, todo depende de como argumentes lo que tiene a favor o en contra de los estereotipos hegemonicos, de cómo te lo pasan como noticia los medios, y cómo reargumentas. Parece que hay vidas que son dignas de ser lloradas y otras que mejor invisibilizar. Esto es operaciones de poder ( utilizando a Butler)

      Eliminar
    4. Para q el pais cambie primero debe cambiar la sociedad.Necesitamos algo de crudeza para reaccionar de esta nube en donde todos es contra todos y ninguno estamos pensando.Grandes lineas para describir nuestra hipocresia q llevamos (unos mas otros menos)dentro en ese argentinito q quiere un pais del primer mundo cuando tenemos una educacion del tercero.Sos una gran periodista

      Eliminar
    5. algo similar sucedió en los ´80 cuando se hablaba de los desaparecidos: se borraba las luchas de muchos, para evadir el "algo habrán hecho"; parecía que había que cuidarse de militar porque ibas a terminar mal; un paralelo con esto que decís: niñas buenas, clase media, que no anden a la noche por ahí; falta mucho. gracias por tu aporte

      Eliminar
    6. Pienso exactamente eso!!! cuanta gente desaparecida y nadie habla.
      No quiero pensar que es por politica.
      Pero hay mucha hipocresia en la sociedad.
      En una semana no nos vamos a acordar de ninguna otra desaparecida.

      Eliminar
    7. Hola me llamo Mauro y tu nota es dura, real, pero no tan exacta a mi entender. Micaela no sólo fue publicitada X ser abanderada o deL movimiento ni una menos. Toda la provincia de Entre Ríos y en especial Colon, Concepcion del Uruguay y Gualeguay, hicieron viral el caso, no pasaban nada en TN o ningún canal cuando ya movamos cielo y tierra X wasap.Aparte Wagner fue presionado X la Policía de Entre Ríos. ..q funciona muy distinto a la de bs as, por otro lado me parece q ustedes están acostumbrados a q los maten, violen o secuestren, aca tocan a uno y salta la provincia. ESA ES MI HUMILDE OPINION

      Eliminar
    8. Hola, para mí tampoco es de primera o de segunda. La diferencia es que es mucho menos corriente que desaparezcan o se de a conocer que de saparecen tantas personas seguidas (en cantidad) en Entre Rios, Tucumán, Jujuy, Catamarca entre otras como Buenos Aires. Araceli está siendo buscada y de hecho también hubo rastrillaje en varios lugares. No es ser pobre o rico, abanderado o inculto, es la sociedad la diferencia. Yo no había visto otro velatorio igual al que le hicieron a Micaela, y no había solo gente de Entre Ríos, había mucha gente de otras Provincias también.
      La verdad duele que escribas tan duro porque a la sociedad la hacemos entre todos en cada provincia, en casa lugar, en casa esquina. Es un poco real y un poco exagerado. Nadie cuestiona que la mama de Araceli no la quiera porque estaba acostumbrada a que 1 día entero no vuelva a su casa. Nadie tiene que tocar su libertad porque ella elija o tenga acceso a otra posibilidad de vida.
      La diferencia hasta ahora entre estos dos casos que mencionas es lo que se conoció del caso, un Juez que dejó libre al asesino a sabiendas por el propio penal donde estaba preso que no debería dejarlo libre, no estába en condiciones de volver a insertarse en la sociedad y así fue.
      A Araceli se la está buscando o esas son las noticias. Ah, y a la par de estos 2 casos ya han salido otros como por ejemplo una chica de Rosario que tmb falta de su hogar. Y también un chico de Caba.
      Triste que falten y falten personas.

      Eliminar
    9. Excelente tu reflexion Noeli. Seguir martillando con que la gente discrimina entre las victimas supone que lo haga el periodista, que simplifica situaciones complejas analizando una sola variable. Lamentable!

      Eliminar
    10. Excelente tu reflexion Noeli. Seguir martillando con que la gente discrimina entre las victimas supone que lo haga el periodista, que simplifica situaciones complejas analizando una sola variable. Lamentable!

      Eliminar
    11. Impecable! Y que bronca que no valgan 2 centavos las vidas de tanta/os

      Eliminar
    12. Valeria, excelente e inapelable lo que instalas.

      Eliminar
    13. Me sorprendes Valeria, tenia un concepto tuyo, como periodista de TN muy distinto al que leo, mismos compañeros tuyos estigmatizaron mucho este caso por las adicciones de Araceli. Finalmente se cumple esa teoría de que todos los periodistas deben tener su tallercito donde escribir cuando quieren decir lo que el medio para el que trabajan no se lo permite.

      Eliminar
    14. Me sorprendes Valeria, tenia un concepto tuyo, como periodista de TN muy distinto al que leo, mismos compañeros tuyos estigmatizaron mucho este caso por las adicciones de Araceli. Finalmente se cumple esa teoría de que todos los periodistas deben tener su tallercito donde escribir cuando quieren decir lo que el medio para el que trabajan no se lo permite.

      Eliminar
  3. Agradezco tus palabras.ideas. Es importante repetirlo eternamente hasta que lo tengamos muy incorporado? Hasta que haya sido asimilado en nuestra cultura? Me parece que si... repetirlo, para recordar; hasta que sea parte de la menoria!

    ResponderEliminar
  4. Agradezco tus palabras.ideas. Es importante repetirlo eternamente hasta que lo tengamos muy incorporado? Hasta que haya sido asimilado en nuestra cultura? Me parece que si... repetirlo, para recordar; hasta que sea parte de la menoria!

    ResponderEliminar
  5. Excelente Pienso así y hace tiempo que noto la polerizacion en las búsquedas

    ResponderEliminar
  6. No solo dignificas la profesión, además elevas los estándares de calidad a donde pocxs pueden alcanzarte. Sos lo más!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. La media vuelta de manija puede ser sus hábitos o costumbres y/o el largo de la pollera, que desde se despegó de los tobillos pareciera habilitar al eventual macho a ejercer la violencia que le venga en gana, y ahí con esa media vuelta arrancan los comentarios de las/los lectores reaccionarios en sintonia con el épico "algo habrán hecho"

    ResponderEliminar
  9. Sos una hija de remil puta. Si no sabes no hables. Hija de puta.no hables. Escoria humana. Basura.

    ResponderEliminar
  10. Es tal cual lo que decis. La única critica que tengo para hacer es que deberiamos dejar de hablar de "Doña Rosa" cuando nos referimos a la generalidad de la gente que consume television, como si ese paradigma solo fuera una señora con ruleros. Hoy por hoy la discriminacion se palpa en todos los ambitos, edades, generos y estratos sociales. He leido barbaridades de bocas que distan mucho de ser una ama de casa de la tercera edad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad.. Y pensando en las redes sociales, no es solamente Doña Rosa la que atenta revictimizando, sino muchos machitos inseguros y misoginos que tragan todos los sapos que le otorga la hegemonia patriarcal de la TV.

      Eliminar
  11. Perdón pero no se pueden leer los comentarios. Cambien el formato de la página, el color de fondo al menos.
    Ojalá aparezca sana y salva Araceli. Vasta chicas desaparecidas!!!!

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  13. Excelente lo expresado.
    Cambien el color de fuente de los comentarios porque no se pueden leer. Saludos

    ResponderEliminar
  14. Gracias excelente tus palabras, por Ser valiente y verdadera en tu tarea y quitarnos vendas importantes Gracias

    ResponderEliminar
  15. lamento no poder leer los comentarios anteriores a causa del color de ellos...
    Sí quiero solidarizarme con la víctima y su mamá y familia... realmente es como lo describís, Valeria... la pobreza es el estigma imperdonable... y se da en todas las variables de la existencia...
    Micaela, tenía mucho a favor, por mérito propio y por haber "caído y quedado" en este mundo con algunos privilegios que la ayudaron a sentirse confortable y ayudar al prójimo...
    y, porque donde caíste, quedaste... no tienen la misma importancia los invisibles de siempre...menos aún en este endemoniado mundo que nos toca vivir hoy...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se como cambiarles el color... estuve intentando y no me deja :(

      Eliminar
  16. Felicitaciones! Pusiste en palabras lo que muchos pensamos y quizás no sabemos como expresarlo. Cuánto corazón y compromiso mostrás en éstas líneas, y también en la calle. Gracias! Me siento representada por vos. Un beso

    ResponderEliminar
  17. Valeria: somos colegas y repudio los comentarios descalificadores que leí mas arriba. Coincido plenamente con tu artículo. No solo es acertado tu pensamiento sino también el hecho de que está excelentemente bien escrito.

    ResponderEliminar
  18. es lo que pasa últimamente en San Martín.
    yo soy de la zona estoy en el barrio de enfrente de Sarmiento y como vecina veo a las chicas de 13-años en adelante como entran y salen de las villas y como consumen todo tipo de drogas.
    los narcos se llenan los bolsillos los 365 días del año y ya no existe el sueño de los 15 ahora es el baby shower. el las redes sociales sólo se ven como se fuman sus porros.
    no sólo eso se esta advirtiendo en la zona que andan robando chicas.

    ResponderEliminar
  19. Excelente reflexión y muy cierto

    ResponderEliminar
  20. Gracias Valeria Sampedro, gracias a tu nota (una amiga me etiquetó porque estuve comentando sobre esto con ella) me ahorro el sentarme a escribir y buscar las palabras para describir esa hipocresía que me revuelve el estómago. Te felicito por decir esto tan asqueroso con tanta educación y prolijidad. Yo no hubiera podido. Paula Sciutto.

    ResponderEliminar
  21. Micaela no tenia plata. Era una chica de clase media. Con padres laburadores que se ganan la vida laburando. Micaela gracias a su vida política, le servía la leche a muchos chicos carenciados. Y les daba motivos para creer en una vida mejor. Reclama en el Ministerio de Seguridad de la Nación que los ayuden a difundir y den recompensa, eso depende de ellos. Compartí esta publicación y lo voy a hacer una y mil veces mas si es necesario. #todxs somos Micaela. Y vamos todxs a ayudar a Areceli

    ResponderEliminar
  22. Entre la grieta y lo banal, parece que no hay tiempo para lo importante...

    ResponderEliminar
  23. El lado b de las dos veces víctima. Excelente el posteo y la mirada sobre la marginalidad que no vemos o no queremos ver. Saludos.

    ResponderEliminar
  24. El violador no discrimina entre buena o mala víctima pq es una psicopatía y sólo aprovecha la oportunidad. El enjuiciar la vida e la víctima por el sentido común lo hace cualquier persona.

    ResponderEliminar
  25. Es lógico tu punto vista, lógico y real. La Mica militante no era es visible por su dinero o notas y si por su compromiso diario.
    Compromiso que no necesitaba, no hacia la caridad de las viejas gordas.
    Tuvimos como nació una mas que se suman a los 30.000, se volvieron a llevar los mejores.
    Esa Micaela militanteb luchaba por Los Nadie, eso no hace " una buena victima " y de paso, es ejemplo para los que soñamos, no para las bestias del poder

    No me deja cargar mi perfil para responder, jamas hablo desde las sombras. Daniel hipo martinez

    ResponderEliminar
  26. Es muy interesante.
    Dicho de otro modo, podríamos expresar que hay víctimas "útiles" y víctimas "inútiles". A Micaela, víctima de crimen y de crueldad, se le puede sacar todavía más provecho muerta.
    La victimización y revictimización son modos mediáticos de cosificación.

    ResponderEliminar
  27. Desde que nació mi hija (hoy tiene 2 años y medio) el tema de la violencia de genero y la trata de personas no me deja dormir tranquilo. Me enteré por los medios de comunicación de la desaparición de esta chica y el caso me llegó aún más porque vivo cerca de San Martín. Cuando leí tu nota acerca de esta chica por un momento tuve una sensación de tranquilidad, me dije a mi mismo: "ahh, andaba en la falopa y en la calle ...", como si esto no podría llegar a pasarle a mi hija. Unos segundos después, al darme cuenta del razonamiento que había hecho, me dió verguenza, me sentí para el orto, que egoista me volví, que encerrados en nuestra propia burbuja vivimos hoy en día (no todos, claro está). Gracias por el cachetazo que me acabás de dar.

    ResponderEliminar
  28. Es sumamente interesante lo que escribiste, no sabia practicamente nada de Araceli ("La omisión también supone juzgamiento"), espero que logremos encontrarla, por mi parte comparto tu reflexion con la esperanza de que sirva. Gracias. Saludos

    ResponderEliminar
  29. Creo que son las víctimas que más necesitan de toda la solidaridad, aun antes que pase esto que no sabemos que le pasó, por lo cual no se la encuentra. Los más rechazados son los que más necesidades tienen. Suelo ver la mirada de esas personas que muy a menudo me cruzo, y la tristeza que hay en esos ojos ....desgarran el alma 😢

    ResponderEliminar
  30. me gusto mucho leerte..lo mas lamentable además de la hipocresía social es que la justicia no actue mas rápido a menos que esté tratándose de una victima popular ..

    ResponderEliminar
  31. Yo cuando escuché tu nota sobre Araceli, me di cuenta que hacías la diferencia por su condición de barrio, su situación difícil. Que necesidad de decir eso ? Hay que buscarla y nada más, es una persona con derecho, su vida vale. Lo mismo escuche de la madre de Micaela en sus primeras nota, cuando la buscaban que a ella no la podían hacer nada, porque ella trabajaba o conocía sobre violencia de género. Pero eso locos salen a cazar y nadie los detiene y no miran si son ricas o pobre, todas podemos ser víctimas.

    ResponderEliminar
  32. Gracias Valeria, es tan necesaria esta palabra, esta perspectiva, esta mirada.

    ResponderEliminar
  33. Impresionante Valeria tu post. Es exáctamente lo que pienso y siento. Y lo que trato de explicar a los que desprecian a Araceli como mujer, en realidad como ser humano. También lloré un poco, por Araceli, por mi, por tantas!!!! Besos😢❤

    ResponderEliminar
  34. Disculpame que discienta con vos. El mismísimo papá de Micaela esta ayudando en las redes sociales con la Busqueda de Araceli, a pesar de su dolor, el está trabajando en lo que estaría haciendo hoy mismo Micaela por vos, por mi o por Araceli. Sabes cual es la diferencia? que nosotros somos de pueblo, nosotros nos comprometemos, nosotros nos buscamos. Buenos Aires ignora. NO conozco la policía ni la justicia. La Justicia Entrerriana deja mucho que desear pero la gente no. Somos buena gente, el que te ayuda y te da la mano, el que busca porque le angustia la desaparición de una gurisa, porque acá los llamamos gurises. Ricos, pobres, clase media. Ayudaron mucho los medios que no dejaron en paz a ningun involucrado, el Jefe de Gualeguay, el Jefe de Investigación, el Ministro de Seguridad, y a los mismisimos padres. Todos salieron por los medios y a todos les pidieron explicaciones, aunque no las hubiera. Me parece liviano e ignorante, en el tema, la noticia y la investigación. S te fijas en los muros de los entrerrianos verás que a nosotros no nos importa si es rica o pobre o linda o fea. Se busca. Tu publicación no hace mas que dividir personas que en vez de estar comentando boludeces sin saber debiera involucrarse. Los amigos de Micaela acamparon frente a la Jefatura de Gualeguay, organizaron marcar, hicieron rastrllajes junto a las fuerzas para pdoer encontrarla. Los bomberos de ciudades cercanas se ofrecieron volvuntariamente para sumarse a la busqueda. Y sabes cual es la diferencia? No que una estudiaba y la otra no, y que una se drogaba y la otra no. La diferencia es la sociedad. Nosotros nos metemos y en Buenos Aires cada uno mira que no le toquen su cartera. Con todo respeto, me gustaria que chequees cada dato que te di y pienses cual es la diferencia. y que los malos son, los que escriben desde su casa sin siquiera buscarla, mirando por la ventana

    ResponderEliminar
  35. Excelente observación Valeria, la hipocresía social existe porque está organizada institucionalmente a través de categorías ocultas que guardan estrecha relación con las clases sociales, así resuelven las prioridades de búsqueda y el tratamiento mediático de los casos.
    Gracias por elegir visibilizar.
    Abrazote

    ResponderEliminar
  36. Valeria te he escuchado y hoy te he leído, tu articulo responde mi pregunta mi muro, porque yo pertenezco a un grupo de abogadas del Colegio de Abogados de Rosario que justamente peleamos desde el 2008 por la no discriminación, por la no violencia de genero, por la no estigmatización. Y lo que veo no me gusta. Para mas información de mi persona entre en mi muro de Facebook, publique tu blog y bueno alli verás y sacaras conclusiones. Gracias por escribir lo que pensaba ¡¡¡ Y nos vemos

    ResponderEliminar
  37. Muy buena nota y me acuerdo de mi lectura en la carrera de Sociología de "estigma" de Goffman, saludos

    ResponderEliminar