miércoles, 31 de enero de 2018

Che, Malena

Che Malena, mi marido NO es un acosador. Ese tipo al que acusas con nombre y apellido desde la incitación a enojarse de tu columna en Las12 es, entre otras cosas, el padre de mi hijo. El dato no implica una defensa corporativa en términos familiares eh, pero me obliga a salir a decirte públicamente que lo que están afirmando es una bruta equivocación. Me parece irresponsable y peligroso decir cualquier cosa desde la impunidad del millón de seguidores, con la bandera feminista hecha camiseta tribunera. Es, además, contraproducente justo cuando estamos peleando para que se le crea a la mujer que denuncia.
Por lo demás, enojate hermana (tenés razones de sobra): puede molestarte que Firpo titule su nota con tu apellido como sinónimo del feminómetro que mide cuándo y contra quienes indignarse, o aquella referencia a tu “feminismo panfletario”; yo misma le dije de todo la vez que habló de la mujer como estantería. Pero ¿ACOSADOR? no es.
Sembrar la sospecha de que un tipo es acosador, o violento, o misógino, o golpeador para hacerlo mierda es absolutamente funcional a quienes piden pruebas cada vez que una mujer se atreve a contar la violencia de la que fue víctima.
Y una cosa más, Malena. Ojo con la furia feminista. En ocasiones puede llevarte a ser más patriarcal que el macho que intentas denunciar. Araceli González una imbécil, Julieta Pink empática con la pija, Sandra Borghi una burra, Dalia Gutmann una pelotuda de mierda. Tu rabia tuitera ya un par de veces coqueteó con agarrársela conmigo también en el intento cegador del escrache. Pero pongamos que descubriste (en mi marido) al mismísimo jefe del patriarcado izando todas juntas las banderas de la misoginia más desagradable sobre su falo. Lo tenés ahí, a tiro para desenmascararlo y lo único que se te ocurre es una denuncia falsa de acoso y señalar que está casado con una de las fundadoras del NiUnaMenos.
#Sororidad. A veces se malinterpreta el término. No quiere decir que debamos ser amigas. Se trata de una “dimensión ética, política y práctica del feminismo” como dijo Marcela Lagarde. Una búsqueda de relaciones positivas, una alianza con otras mujeres por una lucha que es común. En esa lucha, para mí, no vale todo. Y te repito: mi marido NO es un acosador.

Valeria Sampedro.
31 de enero de 2018.

14 comentarios:

  1. Excelente respuesta. No defensa, respuesta sobre tu marido. Así si, que viva el feminismo. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Vale: Toda mi solidaridad tras el cachetazo de Malena. NO SUMA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Liliana. No solo no suma, su denuncia infundada banaliza una causa en la que estamos muy comprometidas. Saludos!

      Eliminar
  3. Siempre me caíste bien! Y ahora corroboro el por qué! Bravisimo!

    ResponderEliminar
  4. Siempre me caíste bien! Y ahora corroboro el por qué!

    ResponderEliminar
  5. Excelente respuesta, con altura y contundencia.
    Esta chica esta muy pasada de vueltas, irónicamente ha agredido en su Twitter a mas mujeres que Facundo Arana por ej.
    Y esto que marcaste es precisamente lo que Facundo Arana quiso decir cuando se defendió de los ataques(según interpreto). Este feminismo fundamentalista le quita a la causa de las mujeres algo de validez, seriedad, deseo o intención de empatizar por parte de los hombres.
    Ojala ese millón y pico de seguidores que tiene sean mas curiosos y detractores que mujeres que caigan en su mismo modo.

    ResponderEliminar
  6. Hola soy Carlos...
    Me parece que la palabra empieza a perseguirse a si misma... A que me refiero...? Uds, los periodistas y formadores de cabecitas poco leídas, comenzaron a matar a la palabra... Y terminan siendo presos de lo que dicen, muchas veces de cancheros, de creerse que porque están en un medio pueden hacer o decir muchas cosas sin importar a quien nombran y porque... Una especie de verborragia a lo Facundo Arana... al pedo... La nota de tu marido (Javier Firpo) a mi me pareció patética (espero no te ofendas)... queriendo incursionar (haciéndose el cool) en que el tango murió por culpa del feminismo... Y leo forzadamente (editor mediante) como el entrevistado se escapa de la celda que tu marido lo quiere meter... Bah...! eso leo yo... Y como frutillita del postre pone a Malena Pichot en el título... Entonces quienes son los provocadores...? Como debería llamar a una persona que ponga mi nombre o el de cualquiera en el titulo de una nota? Canchero? Periodista piola? Cómico frustrado? Pelotudo? Acosar?... No se... decime vos como lo llamamos a tu marido? Dos cosas mas... si necesitas mis datos te los paso por privado por si tenes algo para decirme, solo te pido que tu marido no lo ponga en el titulo de otra nota... Y por último, las respuestas de este blog están con tipografía de color que no se pueden leer... Es por algo que sea así... Saludos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Factible y respetable desde ya . Pero, vale usar la palabra " acosador" asi como asi? ... el valor de la palabra como decis, se lo damos dia a dia nosotros desde la educacion temprana a quienes estan a nuestro lado . Si encomendamos el deber de educarnos a los medios y periodistas.... estamos perdidos ... Ojo con la palabra, que muchas mujeres si sufren Acoso y del serio , no por eso mueren lamentablemente cada 24 hr por el verdeadero ACOSO

      Eliminar
  7. No se nace mujer, se llega a serlo .. dijo alguna vez Simone de Beauvoir, un ícono de la lucha de las mujeres.Ser feminista no es ser enemiga de los hombres, x eso no entiendo determinados conceptos de congéneres que se declaran como tales.Mujeres sacándole los ojos a otras mujeres,saliéndose de eje y convirtiendo las luchas, los saberes y las posiciones ganadas en discusiones de peluquería (asi las llamo yo).No lo digo x vos Valeria,no te conozco en persona pero me identifico con tu recorrido como mujer y como periodista (soy ambas cosas... o lo intento cada día). Si la polémica sirve para q más mujeres se animen a no callar más los abusos,los maltratos, la violencia física y psicológica a la q se ven sometidas, bienvenida sea.Me indigna ese tribuneo q no sirve , esa lucha en el barro q no es para dignificar ni visualizar el recorrido q hemos realizado como mujeres, jaqueando al miedo y a los dedos acusatorios y miradas escrutadoras de una sociedad pacata y q siempre miró para otro lado. Al hacerse visibles estás polémicas entre nosotras y que dan metraje a los medios escritos y webs y minutos de aire en radio y tv y que terminan en comentarios tan indignantes como el de "feminazi" o "lesbiana tapada"...sabrán de las barbaridades criminales cometidas x el nazismo? en el siglo XXI,la orientación sexual,el color de piel, la religión para algunos sigue siendo un insulto?. Por cada paso dado hacia adelante se vuelven 3 para atrás y si dejamos de tomar en serio los casos de violencia para con una mujer ponemos en peligro ni más ni menos q la vida. Cada mujer elige cómo vivir su ser mujer, cómo se construye su identidad femenina. Hay monstruos entre los hombres pero, no todos los hombres son monstruos.Entre nosotras también. No propongo una caza de brujas. La libertad es un derecho demasiado valioso para ejercerlo de manera irresponsable e irrespetuosa.Gracaias x el espacio. Saludos . Carolina Vannucci

    ResponderEliminar
  8. Respuesta con contenido y sobre todo eso es feminismo. Las extremistas desacreditan la lucha. Mejor Frase: " Ojo con la furia feminista. En ocasiones puede llevarte a ser más patriarcal que el macho que intentas denunciar "
    tal cual . Si sigue asi con esa Furia existencial, desacreditara tanto tiempo de lucha por la igualdad de derechos.

    ResponderEliminar
  9. Puede que la palabra acosador no haya sido la correcta, pero en todo caso es una discusión semántica, porque habría que ver que se entiende por acoso. Si la nota no era de opinión, no era una entrevista directa a la persona que se menciona en el título, entonces ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué la señala a Malena como el ícono (negativo) de la lucha? Después pensamos si Malena como mediática y su incidencia en la opinión pública es negativa o positiva, o si su forma de encarar la lucha es la más correcta o no. Pero sí se puede pensar que es una forma de acoso que pongan tu nombre en una nota de forma denostativa y negativa en un diario muy leído. Repito, se puede pensar. Podríamos, si se quiere, tomarlo como acoso ideológico, psicológico, vos que sos una de las fundadoras de ni una menos, deberías saberlo, que el daño no solo viene con los puños del maltratador, no tener en cuenta eso es ignorar una parte importante de nuestra realidad como mujeres. Por otro lado, lamentablemente, al ser tu marido el que lo hizo, hace difícil que cualquier defensa de tu parte pueda verse como válida, porque como repetís insistentemente, es TU marido.

    ResponderEliminar